Educación Salud Bucal: FaQs

FaQs Salud Bucal

¿Es normal que la encía sangre?
No es normal que una encía sana sangre. El signo que más precozmente nos avisa de la existencia de problemas es el sangrado espontáneo o al cepillado. Una encía que sangra puede presentar una gingivitis (problema leve) o periodontitis (problema grave), la diferencia entre ambas situaciones requiere una valoración por parte de su dentista.

¿Es normal que los dientes se muevan?
Normalmente los dientes no se mueven. Sólo en circunstancias especiales puede aparecer una cierta movilidad considerada normal y que desaparece posteriormente, como en los tratamientos de ortodoncia. La enfermedad periodontal no es la única causa de movilidad dental, pero sí la más frecuente. En este caso es un signo muy tardío y cuando aparece refleja una situación terminal con tratamientos más complejos y resultados terapéuticos peores.
La movilidad refleja que en torno al diente se ha perdido soporte o anclaje al hueso maxilar y es tanto mayor cuanto más avanzada está la enfermedad.
Otras circunstancias en que la movilidad se incrementa se asocian a las fuerzas ejercidas sobre los dientes con una intensidad y dirección inadecuadas, pero en estos casos se necesita un tratamiento diferente.

¿Puede una buena higiene oral prevenir la enfermedad periodontal?
La mejor forma de prevenir la periodontitis es mantener una correcta higiene oral, pero en personas predispuestas, a pesar de la correcta higiene oral tiende a producirse la enfermedad.
Por lo tanto, la higiene oral es un importante pilar de prevención de las periodontitis pero no el único, y se debe acompañar de revisiones periódicas al dentista para que las diagnostique precozmente en caso de presentarse.

¿Qué tipo de cepillo dental debo utilizar y cuándo debo cambiarlo? 
Un buen cepillo dental debe ser pequeño para llegar a todas las zonas de la boca y tener cerdas de nylon de dureza intermedia para no dañar la encía. Si mantiene su cepillo dental durante demasiado tiempo en uso, se deterioran las cerdas y disminuye su eficacia de limpieza. Para decidir cual es el mejor cepillo para su boca, pida consejo a su dentista.

¿Es suficiente con el cepillado para prevenir las enfermedades de la boca? 
No. El cepillo no alcanza los espacios interdentarios y para mantener estas zonas libres de bacterias se necesita usar la seda o hilo dental. Aunque aprender a utilizar correctamente la seda dental es algo complejo al principio, con un poco de paciencia se consigue alcanzar una destreza suficiente y aplicarla correctamente en toda la boca, en tan sólo unos minutos. Si después de aplicar la seda la huele, comprobará que desprende mal olor lo que es reflejo de las bacterias y la alteración que producen en su encía. Este olor será peor cuanto más tiempo haya pasado sin aplicarla en la zona.

¿Con qué frecuencia debo limpiar mis dientes para prevenir las enfermedades de la boca? 
Para prevenir la caries dental es necesario limpiar los dientes y encía después de cada comida; en pacientes adultos en que la caries dental tiende a disminuir, puede ser suficiente dos veces al día, por la mañana y por la noche.
No olvide que aunque consiga una buena higiene oral y crea que sus dientes y encía están sanos, es necesario realizar revisiones periódicas con su dentista.

¿Guardan las enfermedades de los dientes y la encía relación con la alimentación?
En la caries dental la ingesta de azúcares es un factor predisponente importante, pero en las enfermedades de la encía el tipo de alimentación no actúa como favorecedor de las mismas. Existen razones para pensar que una dienta rica en frutas favorece la higiene natural de los dientes y encía, contribuyendo a una eliminación de las bacterias y de forma indirecta, colaborando en la salud de dientes y encía.

¿Es posible que tenga caries aunque no me duelan los dientes?
La caries es un proceso indoloro hasta que llega a estados avanzados, con afectación de la pulpa o nervio. De ahí, la importancia de no esperar a que se produzca dolor para acudir al dentista.
Inicialmente se detecta como manchas o puntos oscuros, o como zonas de color blanco-tiza. Otras veces se produce cierta sensibilidad con alimentos o bebidas frías o calientes, o también con algunos dulces.
En ocasiones, si la caries evoluciona muy lentamente, puede llegar a estados muy avanzados, con gran afectación pulpar, sin que haya existido nunca dolor.

¿Debo reponer los dientes que me faltan?
Sí, cuanto antes mejor. La pérdida de dientes o muelas puede provocar diversos tipos de alteraciones que serán mayores cuanto mayor sea el número de piezas perdidas y el tiempo que pase hasta su reposición; entre ellas se encuentran alteraciones digestivas (el alimento pasa al estómago sin ser triturado de manera adecuada), alteraciones de la articulación temporomandibular ATM (cuando faltan piezas dentarias, la posición de la mandíbula se altera, lo que hace que la ATM sufra, produciéndose alteraciones que irán desde pequeños ruidos al abrir y cerrar la boca hasta importantes dolores y bloqueos), alteraciones en la fonación (algunos sonidos no pueden ser correctamente pronunciados cuando faltan piezas dentarias) y alteraciones estéticas (los dientes mantienen la forma y tono de los músculos de la cara, evitando así la aparición de arrugas que dan un aspecto de envejecimiento prematuro a la persona.


Compartir Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterPrint this page

Ilustre Colegio Oficial de Dentistas de Granada